EL HIJO (SIN SPOILERS)

¿Qué pasaría si un niño de otro mundo aterrizara de emergencia en la Tierra, pero en lugar de convertirse en un héroe para la humanidad fuera algo mucho más siniestro? No, no estoy hablando de Dani Rovira en Super López. En realidad, esta premisa pertenece a otra película casi igual de aterradora. El Hijo nos cuenta cómo sería la historia de Superman si en vez de convertirse en un héroe, hubiese acabado usando sus poderes para hacer el mal.

Abordando el mito del hombre de acero desde esta perspectiva, los autores Brian y Mark Gunn tenían la oportunidad perfecta para dar un giro de 360º al ya gastado género superheroico. Por desgracia, la película sigue el ejemplo de su protagonista y acaba yendo por un camino bastante distinto al esperado. Lo que podría haber sido una gran cinta de terror psicológico se queda en un simple slasher a lo Scream, y todo porque nuestro Clark Kent particular pasa de ser un chaval adorable a un monstruo sediento de sangre en cuestión de segundos. ¿Cómo se justifica esto? Fácil: en vez de ser poseído por un espíritu maligno, como en otras películas de miedo, el protagonista es poseído por su nave espacial. De esto aprendemos que a los guionistas no les hace falta currarse la evolución de un personaje, siempre pueden inventarse una máquina que le lave el cerebro y se quitan de problemas. Cuánto daño hicieron los brazos del Doctor Octopus de Spider-Man 2.

tw-31267

A pesar de esto, El Hijo no es necesariamente una mala película. Una vez más, todo depende de la perspectiva con que la mires: si eres un fan del gore y el slasher, lo más probable es que te quedes bastante satisfecho. El director, David Yaronevsky, consigue rodar unos asesinatos tan violentos que las muertes de Juego de Tronos, en comparación, parecen sacadas de un episodio de La Patrulla Canina. Y ya que hablamos de series infantiles, no puedo pasar por alto la interpretación de Jackson A. Dunn, un joven actor que lleva el papel de “niño rarito de peli de miedo” hasta nuevas cuotas de incomodidad y mal rollo. Dos ingredientes muy importantes en cualquier historia de menores psicópatas.

En resumen: si te gustan las películas de matanzas sin muchas complicaciones, El Hijo te ofrecerá una hora y media de entretenimiento y desconexión. Por otra parte, si lo que buscas es un argumento y unos personajes elaborados, te sentirás decepcionado al comprobar que esta versión retorcida de Superman nunca llega a despegar.

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s